Dale Vida A Tus Sueños

Mantener vivos tus sueños es algo indispensable, si realmente te propones alcanzarlos.

En el momento que dejas un sueño apagarse y lo relegas a un rincón de tu memoria, para pensar en el de vez en cuando como algo querido pero casi inalcanzable, estás renunciando a la posibilidad de traerlo a tu vida convertido en una realidad.

Tampoco es suficiente pensar en tu sueño cada día y repetir muchas veces que tú puedes lograrlo. Eso es bueno, pero es solo un principio. Las afirmaciones positivas son una buena forma de mantenerte enfocado en tu objetivo, pero no servirán de nada sino llenamos esas palabras y pensamientos con algo mucho más poderoso: sentimiento.

Es necesario esforzarte para generar en ti los sentimientos positivos asociados al logro de tu sueño, en el momento presente. Solo así puedes mantener tu sueño realmente vivo, disfrutándolo desde ahora. Haciéndolo parte de tu vida, aunque aún no sea una realidad material. Es una realidad en tu mente y eso es suficiente para que puedas sentir la felicidad y el agradecimiento por el convencimiento de que ese sueño está ya programado en tu futuro.

Cuantas personas dicen vivir cada día enfocados en encontrar la forma de ganar dinero y no lo logran. Y es que “enfocarse en ganar dinero” no sirve de nada, si los sentimientos que te embargan son la ansiedad por no tener dinero suficiente y la desesperación por no encontrarlo.

Si tus sentimientos son dominados por tus carencias, es solo más de lo mismo lo que conseguirás. Siéntete pobre y seguirás siendo pobre.

No es cosa sencilla controlar tus sentimientos. Es necesario que generes el hábito de enfocar tus pensamientos en positivo, de despertar emociones positivas, para que como resultado puedas sentirte bien, a pesar de lo que puedas tener frente a tus ojos.

Llena tu mente de cosas positivas cada día, enfócate en tus sueños buscando ir más allá de los pensamientos, despierta en ti los sentimientos del sueño logrado, y verás que el camino se hace más claro frente a tus ojos.